FRONTÓN – Noviembre 2014

Rípodas (Urraúl Bajo)

El pavimento antes de ejecutar la obra era un hormigón dañado por agentes climáticos (hielo, agua, etc).

La actuación se basó en picar todo el hormigón y volver a echar un hormigón antisulfatos que fuese de mejor rendimiento para aguantar la inclemencias meteorológicas, terminándolo pulido y con protección adicional de resinas para una mayor durabilidad.